Pan con harina de espelta

#Masas, panes y repostería 29 enero 2019



INGREDIENTES


Prefermento


60 gr. de harina de fuerza


60 gr. agua mineral


10 gr. de levadura fresca


Pan


300 gr. de harina de fuerza


100 gr. de harina de espelta


10 gr. de sal


300 gr. de agua mineral


15 gr. de levadura fresca


aceite para untar un bol


PREPARACIÓN


Masa madre 


1. Pon en el vaso la harina, el agua y la levadura. Mezcla 6 seg/vel 4. Con la espátula baje los ingredientes hacia el fondo del vaso y mezcle 10 seg/vel 4. Vierte en un bol, cubre con film transparente y reserva en el frigorífico de 10 a 15 horas.


PREPARACIÓN


pan


1. Pon en el vaso la harina de fuerza, la harina de espelta, sal, agua, levadura y el prefermento reservado. Mezcla 10 seg/vel 4. Amasa 6 min/vel espiga.


2. Engrasa un bol con aceite y vierte la masa. Cubre con film transparente y deja reposar 1 hora.


3. Dentro del mismo bol y con las manos aceitadas estira el borde superior de la masa y pliégala sobre sí misma. Estire el borde inferior y pliega sobre la masa. Gira la masa y repite el procedimiento varias veces. Cúbrelo con film transparente y deja reposar otra hora más.


4. Repite el procedimiento de plegado de la masa y retíralo del bol sobre la superficie de trabajo espolvoreada con un poco de harina. Aplástalo ligeramente y dale forma de bola con el borde de la mano de un lado a otro con movimiento circulares. Introducir en el bol cubierto por un paño durante 45/60 minutos hasta que doble su volumen.


5. Precalienta el horno a 240 ºC con la bandeja del horno en su interior para que esté caliente.


6. Coloca un papel de hornear en la bandeja de horno caliente y coloca el pan en el centro de la bandeja. Espolvorea el pan con un poco de harina. Con un pulverizador de agua, pulveriza las paredes del horno para generar vapor.


7. Hornea 10 minutos a 240 ºC y después baja la temperatura a 200 ºC durante 30-35 minutos. Deja enfriar totalmente sobre una rejilla antes de cortar.


CONSEJO


se puede poner dentro del horno un vaso con agua para que quede aún más crujiente la corteza. En ocasiones yo hago porciones individuales de unos 90 g cada una, y las congelo semi horneadas, es decir, las horneo la mitad del tiempo sin que lleguen a dorarse y al enfriar las congelo. Las saco del congelador cuando las necesite y las meto directas al horno 15 minutos. Espectaculares!!