PIZZA INTEGRAL CON TOMATE Y MOZZARELLA

#Masas, panes y repostería 19 enero 2021


Esta receta de pizza casera reúne las características de un plato mediterráneo con cereales integrales, predominancia vegetal y moderado contenido de producto animal. La masa elaborada con harina integral contribuye a aumentar la ingesta de fibra y minerales a través del grano entero. La mozzarella es un queso hecho de leche de vaca u originalmente de búfala. Es un alimento rico en fósforo y calcio, aconsejado en etapas de crecimiento. El tomate es un alimento poco energético, su componente mayoritario es agua. Es una fuente de fibra, minerales y vitaminas, cabe destacar la C,E, provitamina A y vitaminas del grupo B. es una importante fuente de antioxidantes. La pizza casera se valora como un plato sano, equilibrado y mediterráneo.


La cantidad de harina necesaria puede variar según la marca. La masa tiene que despegarse del vaso y, al sacarla, el vaso tiene que quedar limpio.


Ingredientes 


200 g de agua


50 g de aceite de oliva virgen extra (y un poco más para engrasar la bandeja y regar la pizza)


20 g de levadura prensada fresca


o bien 1 sobre de levadura de panadería deshidratada


370 g de harina integral


1 cucharadita de sal


4 cucharadas de salsa de tomate


2 tomates cortados en rodajas finas


200 g de queso mozzarella cortado en lonchas


1 cucharadita de orégano seco


albahaca fresca (solo las hojas para decorar)


Preparación


1.-  Precaliente el horno a 250°C. Engrase una bandeja de horno con aceite.


2.- Vierta el agua, el aceite y la levadura en el vaso y programe 30 seg/37°C/vel 2.


3.- Incorpore la harina y la sal. Amase 1 min/vel. espiga. Retire la masa del vaso, forme una bola y deje reposar dentro de una bolsa de plástico durante aprox. 30 minutos.


4.- Extienda la masa con las manos hasta que quede muy fina y colóquela en una bandeja de horno engrasada (con estas cantidades salen dos pizzas de aprox. Ø 35 cm).


5.- Extienda sobre la masa la salsa de tomate, las rodajas de tomate y la mozzarella y espolvoree con el orégano. Introduzca en el horno, baje la temperatura a 225°C y hornee durante aprox. 20 minutos. Decore con las hojas de albahaca y sirva regada con una cucharada de aceite de oliva.


https://cookidoo.es/recipes/recipe/es-ES/r40193