NARANJAS CONFITADAS

#Confitería y conservas 20 diciembre 2020



Hola!! 


Se acerca la Navidad y existen un montón de recetas dulces y saladas,a las que la naranja confitada les sienta de maravilla.


Con nuestro Thermomix® , hacerlas es muy sencillo,y además de ser mucho más sanas por no llevar conservantes, colorantes ni aditivos,económicamente también lo vais a notar,porque no suelen ser baratas.


Ingredientes:




•4 naranjas de zumo medianas 


•agua para la primera cocción


•600 gr. azúcar


•600 agua


•licor (opcional)


Preparación:




Lavar  bien las naranjas y sin pelar, cortar  en rodajas ni muy finas ni muy gordas (de más o menos 5 mm de grosor) para que no se rompan al cocerse.Poner en el cestillo.


Cubrir con agua ,  programar  10 min/100 /vel. cuchara,giro a la izquierda.La cascara tiene que quedar blandita. 


Sacar  las naranjas en el  cestillo  y desechar el agua de la cocción .


Esto se hace  para quitar el amargor a las naranjas. 


Aclarar el vaso y añadir el azúcar y el agua (licor opcional). Introducir el cestillo con las naranjas ,poner la tapa anti salpicaduras y programar   30 minutos/varoma/vel. 4 .


Terminado el tiempo, sacar el cestillo dejando que escurran un rato,volver a  poner la tapa anti salpicaduras programar 30 min./varoma /vel. 4  y giro a la izquierda.


Comprobar  que la pulpa de la fruta está blanda y transparente.


Retirar la naranja del vaso con cuidado para que no se rompa y colocar  sobre una rejilla para que escurra bien y se seque. Puedes ayudarte del horno muy bajo (80º) durante una hora o de una deshidratadora, para que queden más secas y acelerar el proceso.


También se pueden espolvorear con azúcar para hacerlas escarchadas.


Para usar se deben secar hasta que la capa de almíbar quede sólida y se pongan duras (con el paso de los días se van secando más y quedan mejor).


se pueden conservar en frascos de cristal o en un tupper en la nevera si las vas a utilizar en breve o en tarros con el mismo almíbar de cocerlas y así se conservan varios meses.


 También se pueden meter los tarros  herméticamente cerrados y cubiertos de agua en una olla para hacerles el vacío  y de esta manera aguantarán años.


El almíbar sobrante se puede utilizar en bizcochos,galletas,masas dulces o para cubrir una tarta de frutas, porque como comprobaréis  queda como una gelatina.






Buenísimas!!!!