Mermeladas

#Confitería y conservas 09 junio 2015

MermeladasHola, amigos, ¿Os apetece una rebanada de pan con mermelada? Si tenéis Thermomix® seguro que ya sabéis lo fácil y cómodo que es. Olvídate de ollas y cazos, de tener que andar removiendo durante horas, y de la preocupación de que nuestra mermelada se queme o se pegue al cazo. Recupera la antigua costumbre de conservar frutas y verduras en forma de mermeladas, para poder disfrutar de ellas en desayunos y postres todo el año. Y ahora viene la gran cuestión ¿De qué la podemos preparar? Esa pregunta aún sigue abierta, porque aún sigo oyendo de sabores un tanto extraños, pero que si no hemos probado, no podemos valorar si nos gusta o no. Hoy mismo me comentaba una compañera de Almería que en su delegación han preparado mermelada de pepino dulce. ¿Y... por qué no? Podemos probar los sabores que más nos apetezcan, y combinarlos con otros, por ejemplo, hoy he probado, en casa de mi compañera María Jesús una de higos con vainilla, mmmmm Manzana con jengibre, melocotón y mango...dejamos volar nuestra imaginación y seguro que nos vamos a sorprender. Así que vamos preparando nuestros ingredientes favoritos, que en nada vamos a estar saboreando una verdadera delicatessenINGREDIENTES:
  • 500 gr de fruta madura lavada y cortada.
  • 500 gr de azúcar
  • 30 gr de zumo de limón
  • 1/4 de manzana (opcional, es para que quede más espesa, pues lleva pectina)
PROCEDIMIENTO:
  1. Ponemos la fruta en el Thermomix® y troceamos o trituramos según nos guste encontrar trozos o no. Si vamos a poner el cuarto de manzana para que espese pero no queremos ver restos de manzana entre el resto de la mermelada lo podemos triturar con el azúcar, unos 10 segundos en velocidad 7, tras eso añadimos la fruta y podemos trocear 3-4 segundos al 4 o unos segundos más al 5 ó al 6. También está la opción de si nos gusta encontrar trozos de la fruta. Por ejemplo, en el caso de los nísperos a mí me gusta encontrarlos en mitades, por eso ni siquiera los trituro. Al gusto del consumidor.
  2. Añadimos el azúcar y el jugo de limón y programamos 28 minutos, temperatura varoma, velocidad 1 (En el caso del dulce de nísperos ponemos velocidad cuchara y giro inverso. IMPORTANTE: QUITAR EL CUBILETE Y EN SU LUGAR PONEMOS EL CESTILLO BOCA ARRIBA, ENCIMA DE LA TAPA, para que evapore y no salpique. Si estamos preparando mermelada de fresas puede que nos sorprendamos al ver que salpica mucho. Es mejor en el caso de la mermelada de fresas poner 90º de temperatura, y ya, al finalizar el tiempo podemos empezar a reducir nuestra mermelada en temperatura varoma, que ya no salpicará tanto.
  3. Cinco o diez minutos antes de acabar metemos un plato en el congelador, así con este pequeño truco podemos comprobar como quedará la textura de nuestra mermelada al enfriarse, pero con la ventaja de no tener que esperar a que se enfríe del todo. Si al acabar el tiempo ponemos una cucaharada de nuestra mermelada en el plato congelado ésta se enfriará rápidamente y podemos ver si, aunque esté líquida al salir del Thermomix® , si en el plato se queda espesa, esa será la textura de toda la mermelada al enfriarse. Si está a nuestro gusto ya la podemos poner en tarros de cristal, pero de lo contrario, podemos programar unos 5-10 minutos más en temperatura varoma. En el caso de la mermelada de fresa puede que fácilmente nos lleve casi una hora completar su cocción, para obtener los mejores resultados.
  4. Una vez damos por concluida la cocción tenemos los tarros ya preparados, lavados en agua muy caliente, y con una cuchara o un tenedor dentro, para que al echar la mermelada tan caliente no nos vaya a estallar por diferencia de temperatura. Para ello debemos llenar muy bien los tarros, hasta arriba, mientras la mermelada está bien caliente, entonces ya cerramos los tarros con cuidado de no quemarnos, y los ponemos boca abajo. Cuando se enfríen ya podemos darle la vuelta
El azúcar es un conservante natural, y nuestra mermelada nos va a durar así unos meses (bueno, depende, porque está tan rica, que se acaba volando) pero si queremos que nos duren mucho más tiempo podemos esterilizar bien los tarros al baño María, así que os dejo aquí los consejos de la blogosfera Thermomix® sobre la conservación, por si queréis hacerlos así
  • La conservación Aunque las mermeladas se conservan muy bien, como hemos dicho, por su alto contenido en azúcar, si queremos prolongar su conservación habría que esterilizarlas igual que si de otra conserva se tratara.Los tarros a rellenar deben estar bien limpios y con cierres herméticos. Si quieres se pueden esterilizar en agua hirviendo previamente. Luego se dejan secar boca abajo, sin usar trapos ni nada. Una vez limpios y secos, se rellenan con la conserva, en este caso la mermelada,procurando dejar poco aire en el interior, una vez puesta la tapa. Evitaremos la burbujas de aire dentro de la mermelada, que podrían dar lugar a fermentaciones. Por arriba, llenaremos el bote hasta medio centímetro de la tapa.Luego introduciremos los tarros en una olla con agua, que debe cubrir “hasta el cuello” de los tarros, justo debajo de la tapa. Se puede añadir sal al agua para incrementar el punto de ebullición y conseguir una desinfección más eficaz. Tapa la olla y calienta hasta que rompa a hervir el agua. Luego baja el fuego y deja que se haga una cocción lenta.Si quieres puedes poner unos trapos entre los tarros para que no se rompan al hervir, ya que pueden chocar entre ellos. Para una pasteurización correcta se calcula un tiempo de cocción de 40 minutos a fuego medio, que si los tarros son grandes deberá prolongarse.Después se dejarán los tarros dentro del agua, hasta que se hayan templado. Luego se sacan con cuidado y se comprueba que la tapa está herméticamente cerrada. Se dejan enfriar por completo y se guardan en lugar seco y fresco, mejor alejado de la luz, como en las clásicas despensas o armarios, donde se conservarán varios meses sin problemas.
Lo bueno de nuestro Thermomix® es que nos permite también aprovechar algunas frutas de las que ya nadie se acuerda, pero siguen estando ahí, así que...a reciclar con Thermomix® !!! Además con Thermomix® podemos preparar unas deliciosas mermeladas que luego podemos regalar a nuestros familiares y amigos, les ponemos una bonita etiqueta, y van a quedar encantados.PODÉIS VER MÁS RECETAS AQUÍSi aún no conoces Thermomix® solicita una degustación culinaria sin compromiso rellenando el formulario AQUÍ o si me dejas tu número en el botón naranja TE LLAMO GRATIS, arriba a la derecha