Diviértete preparando pizzas con Thermomix®

#Técnicas básicas 17 octubre 2017




¿Has preparado ya masa de pizza en tu Thermomix® ? Antes de tener Thermomix® yo no solía hacerla. Como mucho compraba las bases ya hechas y las rellenaba con ingredientes a mi gusto. Pero la verdad sea dicha... muchas veces por comodidad compraba estas pizzas que ya vienen refrigeradas o congeladas. Entonces me parecía que estaban buenísimas, aún no había probado a hacerlas yo. Ahora ya no opino igual :P


Con Thermomix® he descubierto que no es tan difícil preparar una masa de pizza y al mismo tiempo no renunciar a la comodidad. Sólo hay que ser previsores y tener listos algunos básicos en la cocina. En esta entrada más que una receta en sí pretendo hacer un repaso de la funciones básicas del Thermomix® , tales como amasar, rallar, trocear, cocinar...(Cuando veas que escribo con diferente color pincha en el enlace para ver la receta que nombro)


Por ejemplo, con antelación puedes dejar preparado el tomate frito y tenerlo disponible siempre en tu nevera y en tu congelador, para poner después en la base de tu pizza, espolvorear un poco de orégano al gusto y seguir rellenado con tus ingredientes favoritos. 


Puedes hacer la masa de tu pizza con la receta del libro como la que utilizo para los almuerzos del cole, o con la que tú quieras (yo llevo ya bastante tiempo preparando pizza estilo Domino. Me gusta bastante el resultado, y al llevar harina precocida de maiz hace que sea más fácil estirarla sin que se retraiga) Sigo la receta del blog de Angeles Paula thermofussion-cook.



  • 250 gramos de agua

  • 50 gramos de aceite de oliva

  • 10 gramos de levadura prensada fresca

  • 400g de harina de trigo

  • 50 gramos de harina precocida de maiz (es una harina especial para hacer arepas no es maizena)

  • Una cucharadita de sal (10 gramos)

  • Sémola de trigo para estirar la masa y que quede crujiente (ver vídeo más abajo)


El procedimiento es el siguiente:



  1. Templar los líquidos junto con la levadura 2 minutos 37 grados velocidad 1

  2. Añadir la harina de trigo la harina precocida de maiz y la sal y amasar 3 minutos en velocidad espiga ( función de amasar en tm5)

  3. Haz una bola con la masa y déjala crecer en un bol aceitado tapado con film hasta que doble el volumen (aproximadamente una hora, dependiendo de la temperatura ambiente).

  4. Con esta cantidad de harina tienes para dos pizzas grandes o cuatro pequeñas individuales (Lejos queda ya aquella primera pizza que prepare en la que puse toda la masa en la bandeja del horno y salió más bien tipo focaccia)


Una vez que hayas hecho la masa, sin lavar el vaso puedes aprovechar para rallar o trocear algunos ingredientes.


Rallar queso, durante unos segundos en velocidad 7 los quesos tiernos. Por ejemplo puedes aprovechar restos de queso que queden en tu nevera. En casa nos gusta poner queso edam en las pizzas. A veces lo combino con mozarella y un poco de cheddar


Trocear ingredientes como podría ser el jamón york o el fiambre de pavo que quieras ponerle a tu pizza. En velocidad 4 durante tres o cuatro segundos. Comprueba el resultado y si no ha quedado bien troceado programa dos o tres segundos más.




Puedes ir variando ingredientes a tu gusto. Por ejemplo: prepara una deliciosa pizza marinera con unas gambitas descongeladas, un poco de atún, anchoas un poco de surimi, carne de mejillón... lo que tú prefieras (yo prefiero atún fresco o descongelado para la pizza, pero puedes ponerlo también de lata) Cuando preparo la pizza marinera en vez de ponerle a la base tomate frito me gusta trocear unas verduras como cebolla pimiento rojo y/o verde, tomate calabacín.... Las puedes picar pequeñitas en velocidad 5 junto con un chorrito de aceite y sal y verás que base más buena




Puedes preparar una carbonara como cuando haces los macarrones a la carbonara. Mientras sube la masa se puede preparar la salsa o tenerla hecha con antelación. Un trozo de cebolla, 30 gr de aceite, picar unos segundos en velocidad 5, sofreír 4-5 minutos/120º, velocidad 1. Añade 100 gr de beicon. Si quieres también puedes añadir unos champiñones en este paso.  Sofreír 5 minutos/120º/giro inverso/vel cuchara. Añade ahora 200 gr de nata para cocinar y programa 10 minutos /100 grados /giro inverso /velocidad cuchara. Puedes quitar el cubilete para que espese la nata. Deja templar y vierte sobre una de las bases. Añade un poco de queso rallado por encima, un poco de orégano y ¡¡al horno!!


Otra idea que me gusta mucho es preparar una buena cantidad de salsa boloñesa qué te puede servir un día para hacer unos macarrones, lasaña,  otro día para hacer una pizza. Es un buen fondo de congelador ;) La receta la tienes en tu libro básico.


¿Has hecho barbacoa el fin de semana y te ha quedado carne? Deshuésala, ayúdate a trocearla con tu Thermomix® , prepara una deliciosa salsa barbacoa... y ya tienes otra idea para una estupenda pizza.


La masa de la pizza que te sobre la puedes ir congelando en en bases individuales, separadas con papel de hornear. O puedes un día dedicarte a hacer masa de pizza para tener siempre listas tus bases en el congelador, así en cualquier momento que te apetezca pizza mientras el horno se precalienta sacas la base y vas poniendo los ingredientes. Para cuando el horno ya esté caliente tu base ya estará descongelada




Ahora vamos con el horneado


Para imitar al horno de piedra me está dando muy buen resultado calentar el horno a 250 grados y cuando alcanza la temperatura idónea hornear la pizza sobre la base del horno. Me gustan mucho las bandejas con agujeros especiales para pizza. Como cada horno es un mundo hay que estar vigilando, incluso poniendo un temporizador que nos avise. Yo tengo la pizza en la solera del horno unos 5 minutos y cuando veo que empiezan a hincharse los bordes la subo a una rejilla cerca del grill para que termine de dorarse, alrededor de 3 minutos. Pero como siempre digo cada uno es un mundo y hay que estar pendiente. Con este método he conseguido unas pizzas crujientes por fuera y tiernas por dentro.


 Si te planificas bien puedes dejarlo todo hecho por la mañana o al mediodía. Por ejemplo, haces la masa y la dejas levando lentamente en la nevera. Cuando llegues a casa por la noche tan solo tendrás que sacar la masa de la nevera para que se atempere un poco y después formar la pizza, rellenarla a tu gusto y hornearla. Te dejo un pequeño vídeo  para que veas  cómo lo hago 


Cómo has podido ver muy fácil hacer pizzas con Thermomix® y disfrutar con ello. Sabes lo que estás comiendo en todo momento, además estás ahorrando en la cesta de la compra. Solo tienes que comparar lo que cuestan las pizzas refrigeradas o congeladas con lo que te cuesta hacerlo en casa con unos pocos ingredientes. Yo solía comprar de 2 a 3 pizzas por semana de las que cuestan aproximadamente 2,75 €. Hacerlas en casa salen aproximadamente por 1,40 €. ¿Sacamos cuentas? ;) Como siempre digo, muchas veces lo que sale caro es no tener el Thermomix® .


Si quieres saber todo lo que Thermomix® puede hacer por ti te invito solicitar una demostración sin compromiso de compra. Déjame tus datos aquí, junto a mi foto y consúltame, o te llamo gratis


En este enlace puedes ver todas mis recetas